dimecres, 26 de desembre de 2012

Don Quijote de la Mancha

En una vez en un lugar de la Mancha, cuyo nombre no quiero acordarme no ha mucho tiempo un que vivia un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.....
Ese hombre llamado don Quijote, estaba fascinado con los caballeros andantes de la España antigua. A don Quijote le encantaba leer los libros sobre sus aventuras y vendió una parte de su tierra a comprar más libros sobre los caballeros andantes. Tanto de noche como de día. él ponderaba en los actos antiguos de valores hasta que perdió el juicio. Las hazañas increíbles de los caballeros andantes y los gigantes fueron más verdaderas a don Quijote que su propio mundo. Él creía que para su honor y el de su país, debía ser un caballero andante y por esa misma razón, vengaba todos los actos malos. Don Quijote se preparaba para la vida de caballero andante. Montó sobre su fiel caballo Rocinante y junto a su querido escudero Sancho Panza, salió de su casa para deshacer entuertos.

 Don Quijote es el personaje protagonista de la famosa obra del escritor Miguel de Cervantes, "Don Quijote de la Mancha". Hasta aquí todo normal, pero lo que muy pocos saben, es que, al personaje también se le conoce bajo el sobrenombre de "El caballero de la triste figura". Es una de las obras más destacadas de la literatura española y la literatura universal y una de las más traducidas. Muchos han sido ya los lectores que se han rendido a los encantos de esta novela caballeresca, que no conoce las lenguas y ha traspasado ya todas las fronteras.